Tos de las Perreras.


Tos de la perreras.

Tos de las Perreras

¿Qué es, exactamente, la tos de perreras? ¿Por qué ese nombre?

La tos de las perreras es una afección de las vías altas del perro cuyo principal síntoma es precisamente, una tos característica, ronca e improductiva, que en la mayoría de ocasiones se produce por la simple palpación de la garganta del animal.

Es una enfermedad que se da sobre todo, en criaderos de perros y en lugares donde se concentran muchos animales, como perreras o residencias caninas, de ahí su nombre.

Si no se trata correctamente, puede llegar a agravarse y extenderse a los pulmones.

¿Cómo diferenciar una tos normal de este tipo de tos?

La tos de las perreras es muy fácil de diferenciar por un veterinario, ya que es un tipo de tos muy típica, con un sonido seco y profundo.

La mayoría de las veces, los dueños la describen como un sonido que haría el animal si tuviera algo atascado en la garganta.

En muchas ocasiones, el perro al toser produce una arcada, que incluso puede causarle un pequeño vómito o expulsión de saliva.

¿La puede coger cualquier perro, a cualquier edad? ¿Cómo se contagia?

Es más factible que esta enfermedad se produzca en cachorros que en perros adultos.

También en los cachorros suelen darse las formas más graves, ya que no tienen las defensas tan formadas contra los agentes que la causan.

Es una enfermedad que se contagia rápidamente en lugares con alto volumen de animales, como criaderos, residencias caninas o lugares de competición, y su principal vía de contagio es aérea o por contacto directo

Un perro que vive en una casa solamente con sus humanos, ¿podría coger la tos de perreras?

Perfectamente, ya que aunque un perro viva en una casa, suele salir a la calle y ahí entra en contacto con otros canes y ambientes donde cohabitan los agentes causantes de esta enfermedad.

¿Qué hacer ante la sospecha de que tu perro tiene tos de perreras?

Acudir inmediatamente al veterinario, ya que, aunque en principio la enfermedad no puede parecer grave, en ocasiones puede llegar a extenderse a pulmones y causar un grave perjuicio al animal.

En el caso de cachorritos hay que extremar las precauciones, ya que son más sensibles a ella.

¿Es tratable? ¿Cómo? Y.. ¿se puede prevenir?

Es una enfermedad tratable a través de antibióticos y medicamentos para paliar los síntomas. El veterinario en cada caso y según la gravedad del proceso determinará qué tratamiento elegir.

Afortunadamente, es una enfermedad que también puede prevenirse y existen vacunas para ella, que se pueden aplicar al animal y renovar su aplicación anualmente para el caso de perritos que sean susceptibles de contraerla.

En algunas residencias caninas, por ejemplo, no dejan alojarse a animales que no estén previamente vacunados de esta enfermedad, de ahí su importancia.

También se requiere la vacunación a animales que participan en competiciones de Agility, por ejemplo.

Ante cualquier duda, siempre se debe consultar al veterinario, que es quien determinará las ventajas de la vacunación según los hábitos y la sensibilidad del propio animal.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *